16.6.16

Para sentirse cómodas con su cuerpo...









 

 Rice Kia: "Como para muchas, la definición de mí misma ha sido, y es, a veces, una lucha. Como una mujer extraña, euroasiática, (...)  La objetivación, exotification, y en ocasiones expresiones directas de odio, son deshumanizantes y puede conducir a una baja confianza, o peor. (...) Cuando pensaba qué era yo, en realidad estaba sometida a la idea de cómo debería ser. (...) No soy tu amiga de color para enseñar, la niña china fetiche, la tranquila asiática sumisa. Soy fuerte, ambiciosa, ansiosa, defectuosa, orgullosa, insegura, extraordinaria, ordinaria ... porque estoy empezando a ser"





Dasha:  " (...) todo el mundo vivía en plenitud, todos eran iguales, todo el mundo era una reina allí. Incluso yo. (...)"









 Supa:   "Hoy es mi cumpleaños. Tengo 42 años de edad, y me siento más cómoda conmigo misma que nunca. Estoy sana, segura y con poder. Y agradecida, terriblemente agradecida de ser lo suficientemente fuerte como para recordar que la felicidad es una elección, y que si se ama a sí misma en realidad nadie puede hacerte daño. (...)
Así que cuando vi el proyecto de Anastasia sentí un súbito impulso: quería esforzarme fuera de mi zona de confort y probar los límites de mi propia vulnerabilidad a un nivel completamente nuevo.Quitarme la ropa delante de una desconocida con una cámara, lista para capturar mi verdadera desnudez, era aterrador y extremadamente fácil al mismo tiempo. Por primera vez en mi vida me sentí desnuda de verdad: el cuerpo desnudo, la cara desnuda, corazón desnudo. No hay capas, sólo un alma. Era íntimo y poderoso. (...) La segunda motivación para ser parte del proyecto fue para celebrar mi cuerpo, y espero inspirar a otras a hacer lo mismo. (...)"
 


 

 






Adriel: "El trabajo de un buen fotógrafo es devolverte tu imagen, por fea que sea. (...) Una reflexión sobre la misión que vivo (en) donde no puedo mostrarme con orgullo a menos que permita el acoso. Este es el peso de los dolores y las cargas de los secretos de los que muchas mujeres nunca han hablado,  y que en mi interior trato de resolver sola, aislada por el sistema de mi gente."







 Edna: "Nada más revelador en una persona que sus genitales, a menos que estén en la industria del sexo, supongo, yo no estoy, pero todos hemos pensado en ello, ¿verdad? (...) Me encuentro en el momento en que mi expresión corporal está en el punto más alto."


 





Carson: " Cuando yo era joven, la cultura en la que crecí me dio tres mensajes (...)  1) eres una chica; 2) con el fin de ser amada y sobrevivir, tienes que ser bella; 3) Vaya, eres fea, será mejor que aprendas a realizarte. Y así lo hice, desesperadamente. (...) La condición de mujer atractiva es algo que he perfeccionado durante 34 años, odiándolo todo el tiempo (...) Ahora creo que sé lo que es la fealdad. (...)  La fealdad es la brecha entre los límites de la imaginación del espectador (entre ellos la mía, cada vez que me quedo mirando mi foto) y la infinita variedad de belleza en el mundo."


 


 


 





Joss : "El trauma está íntimamente conectada al por qué me atrajo Nothing But Light. Como sobreviviente de abuso sexual, que lucha para discernir lo que es y no es seguro y amable en mi cuerpo, con la vergüenza como principal emoción cuando debo reconocer su existencia. (...) Ahora yo soy mi cuerpo. Nothing But Light fué un espacio para ver mi piel. con cuidado, paciencia, y con respecto."







 


 Nova: "Dos minutos después de entrar en el estudio de Anastasia ya me sentía desnuda. Tardó un minuto en ver todas mis defensas, y dos minutos para hacerme saber que no hay manera de que pueda mantenerlas. Hay algo reconfortante en la franqueza directa  de esta mujer que te hace sentir como en casa."








Anastasia  Kuba: "Mi nombre es Anastasia Kuba. Soy el fotógrafo de este proyecto. Las personas que participan en éste, me pueden fotografiar con su cámara o teléfono.(...) Como una persona que ha sufrido un trauma en la infancia, he luchado para definir mis límites y comprender mi valor. (...)

A los veinte años trabajé como bailarina en un club de topless. Sorprendentemente, a través de este trabajo he conocido mejor mis límites. (...)  En 2008 dejé de bailar y me convertí en un fotógrafo profesional del retrato. (...) Para mí, estas fotos son un acto radical de autoaceptación. (...)

 He estado ayudando a la gente a sentirse cómoda en su cuerpo durante los últimos 7 años y entiendo lo importante que es, pero también sé que la belleza y la integridad no están conectados. Me encanta mi cuerpo, pero todavía estoy luchando para desvincular mi sentido de valor de las percepciones de la gente. Ya he aprendido que ningún tipo de aprobación puede ayudar a uno para amarse a sí mismo.

El amor a uno mismo está en otra parte, en un profundo entendimiento de que el respeto es un derecho humano, no es algo que uno tiene que "merecer", porque la vida y la integridad de la persona son sagrados."  

No hay comentarios :