16.3.18

Mi marido... mis hijos... yo... mi casa...




 
























"Después de haber sido un intérprete (bailarín / actor) la mayor parte de mi vida, me muevo delante de la cámara para escenificar escenarios ficticios, oscuros, domésticos usando a mis hijas, marido y yo como actores; Trabajo con la metáfora, la ironía y la sátira para comentar y crear una conversación sobre el tema intemporal de la familia / paternidad / relaciones dentro del contexto más amplio de temas sociales actuales como el control de armas, el suicidio, la clase y la pérdida de privacidad. (...)

Presento cada drama de modo que parezca una campaña de marketing para una vida ideal: colores brillantes, apaciguando la composición clásica, ropa hermosa; La ventana cuidadosamente construida se convierte en la herramienta para atraer a la audiencia a las realidades más duras, a la sombra y a la negación. Las imágenes piden a la audiencia un acercamiento, reir nerviosamente o con conocimiento, reconocer su propia oscura reflexión, retroceder, revisar y luego recrear esa experiencia más tarde."   (blog)

"Susan Copich nos sumerge en el núcleo de una mujer (la misma Copich) y la manera en que tiene que lidiar a diario con sus hijas, su marido, sus deseos y sus propios demonios. En sus retratos abundan los clichés de la típica dinámica familiar de la clase media de los Estados Unidos, pero desde una perspectiva oscura y ajena a lo que se considera como los valores familiares esenciales. (...)

Susan Copich afirma: «Tomo el mundo que conozco, lo sumerjo en esta sensibilidad y termino con un mordaz punto de vista sarcástico para alimentar la conversación, juguetear con arquetipos bien afilados y apaciguar mi alma inquieta»."               (Cultura colectiva)

1 comentario :

Alberto Granados dijo...

Cuánto me alegro de que hayas vuelto a aparecer.
Un saludo desde el Sur,

AG